«

»

así está el patio

Todo el mundo me pregunta: qué tal el barco? Pues allí está, completamente desarmado, bien lejos de estar listo para soltar amarras.

El 2011 fué el año en el que empezó todo: en enero compramos el barco, en junio nos dimos cuenta de que una reforma superficial no iba a ser suficiente, y nos pusimos a desmontarlo para rehacerlo como nuevo. Julio y agosto, sin embargo, los pasamos a cortar y soldar todos los cachos de casco que estaban cascados, ya que habíamos encontrado unos cuantos agujeros de óxido que el anterior armador se había dedicado a esconder con masilla y pintura. Septiembre fué el mes del maratón: primero chorrear todo el interior del casco, luego pintarlo… En fin, ya estábamos en octubre, el tiempo se nos venía encima y todavía teníamos que volver a montar las escotillas para poder dejar el barco estanco por el invierno…

A esas alturas, la caja de a bordo ya estaba llorando, así que la tripulación de L’Alliance se dispersó por tierra y por mar para buscarse la vida (quien por Barcelona, quien en Australia, quien como tripulante de un velero de 60 metros…)

Sin saberlo, comprar ese barco fué como firmar una hipoteca: hasta que no esté acabado no podremos parar de invertir dinero en el… y ya tenemos claro que, consagrándonos al barco unos 4 meses al año, vamos a tardar unos 3 años más antes de poder hacernos a la mar con el. Siempre que el mundo no se acabe antes!

De todas formas cumplir con los propios sueños no tiene precio, y la perspectiva de tener una casa flotante con la que dar vueltas por el mundo a vela, para nosotros vale incluso 3 ó 4 años de sacrificios. Y a pesar de que el barco escondía más pirulas de lo que cabía imaginar, nunca pensamos que reformar un ketch de 14 metros iba a ser algo sencillo. Nuestro amigo Dan, que desde hace años cruza mares y océanos con su barquito de 9 metros, cuando vió por primera vez L’Alliance, soltó: <<Anda que no sois ambiciosos! Navegar alrededor del mundo va a ser la parte más fácil de vuestro proyecto!>>

Mientras estamos lejos del varadero, a parte de buscarnos la vida para ahorrar algo, nos ocupamos de reacondicionar el motor, limpiar y engrasar los winches y, cómo no, poner al día esta pagina web! Ya que la representación ayuda l’acción, para izar un poco la moral hemos añadido una sección de videos y una de fotos que retratan los trabajos que hicimos hasta ahora. También añadimos una sección de “friend’s boats” dedicada a nuestros amigos que, ellos sí, han abandonado la vida terrenal y cada noche se duermen mecidos por las olitas.

feliz 2012!

3 comments

1 ping

  1. CRIS

    Que el 2012 los encuentren en armonia y con muchas esperanzas.Ese barco ya zarpara,y sus sueños se convertiran en realida.El esfuezo tarde o temprano se ve.Y ud lo merecen.Besos ,los quiero mucho y mi mayor anhelo es verlos felices y tranquilos.mamaita.

  2. xavi

    Mucho ánimo piratas!
    A ver si os va saliendo todo bien sin mas sorpresas oxidadas.
    Este proyecto es espectacular… deberíais grabarlo y poner-lo en la sección documentales.
    Por cierto metello, me ha parecido ver en una de las fotos una maderita no muy bien pulida… vuelve a desmontar el casco y pegale una lijadita que no te lo dejaran exponer en el Nautic. ;P

    Mucha suerte en todo.

  3. Dani Gimenez

    Como maestro que soy, ahí queda una de Confucio:
    “La paciencia es el arma de los invencibles”
    Un trabajo que merece todos mis respetos, el de cumplir tu sueño y vivir acorde con lo que uno cree.
    Muchos animos!
    Dani L’H.

  1. a casa de Goudis – Blog of my Log

    […] primer verano de duros trabajos en varadero, fue también un verano de emocionantes descubrimientos humanos que me motivaron y animaron un […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *