«

»

Greenpeace vs prospecciones en Canarias

 

ImageProxy.mvcEl 14 de noviembre 2014, el buque de Greenpeace Arctic Sunrise empieza a presidiar el punto exacto (28º 33′ 34” N; 13º 11′ 36” W – frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura) donde el gobierno español ha autorizado a la Repsol a sacar petróleo.  Es el cúlmine mediático de una campaña vuelta a evitar que la multinacional dañe irremediablemente la zona, cuya biodiversidad es de las más ricas del planeta, y de cuyo ecosistema depende además la actividad socioeconómica de las islas Canarias. Antes del presidio, Greenpeace había tratado inutilmente de denunciar los incumplimientos de normativas y directivas europeas por parte del gobierno para favorecer los intereses económicos de Repsol, presentando incluso dos quejas a Bruselas, la última de ellas el pasado 27 de octubre. Evidentemente, ni las denuncias ni las recojidas de firmas han servido de algo.

Los activistas argumentan que la fase de prospección es la más peligrosa de todas las etapas de búsqueda y extracción de crudo en el mar. La mayor catástrofe de la industria petrolera se produjo justamente en esta fase en el año 2010 en el golfo de México en la plataforma Deepwater Horizon de BP. Expertos internacionales de la talla del prestigioso profesor Richard Steiner han advertido que Repsol usa un doble estándar para sus operaciones en España, ya que las medidas de seguridad que aplicará en Canarias son inferiores a las que le exige el Gobierno de EE.UU. tras el desastre del Deepwater Horizon. Por eso Steiner advierte que esto “es un desastre anunciado”.

graanpeace

El 15 de noviembre, el Rowan Renaissance llega en la zona para empezar el trabajo de prospección, y los activistas ponen en agua dos tenders para tratar de ralentizar las operaciones. Sin embargo el buque de Repsol es escoltado por la armada, que también pone en agua dos lanchas, las cuales se tiran encima de los de Greenpece sin cortarse un pelo, hiriendo varios activistas entre los cuales una chica de 23 años, Matilda Brunetti, que tras la embestida cae al agua y tiene que ser hospitalizada con una fractura abierta a la pierna, debida aparentemente a la élice de uno de los botes militares. Esta acción contundente en defensa de los intereses de Repsol pone en evidencia el desdén del gobierno español hacia la opinión de la sociedad canaria y la protección del medio ambiente, además de su estrecho vínculo con los intereses de la multinacional Repsol en favor de un modelo energético obsoleto, contaminante e ineficiente como es el petróleo.

Tras este succeso, el Ministerio de Fomento decide la detención del barco Arctic Sunrise, que queda bloqueado durante una semana en el puerto de Arrecife. Para quitarles el precinto, el ministerio, sordo frente a las 60.000 firmas que  Greenpeace llega a recollectar en 3 días, se demuestra mucho más conciliador de cara a una fianza de 50.000€. Mientras tanto el gobierno se luce en declaraciones ilarantes:

El gobierno afirma que Greenpeace pretendía abordar el barco. ¿Una activista de 23 años abordando sola una plataforma de 230 metros de eslora, frente a un buque de la Armada? ¿Cayéndose al agua, cortándose con las hélices de su lancha? ¿Y la Armada tuvo que ir a salvarla? Dudo que ni ellos mismo hayan llegado a creerse esta historia.

– El gobierno estudia acusar a Greenpeace de piratería. Hasta el mismo Putin retiró esos cargos contra el Arctic Sunrise en Rusia reconociendo que eran desproporcionados. ¿Piratas? Después de más de 40 años de activismo pacífico? Esta mentira es tan desproporcionada que se desmiente sola.

– Repsol mantiene que las prospecciones no afectan al medio ambiente y que la perforación en el mar es totalmente segura. Pero no podrán borrar de la historia el vertido de la plataforma de BP en el Golfo de México. Ni pueden engañarnos sobre los efectos de un vertido de petróleo: miles de personas aún no hemos podido borrar de nuestra memoria el olor a gasolina de las playas durante la catástrofe del Prestige.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *